¿Qué hacer en Lambayeque Perú?

Perú es hermoso y turístico en cada rincón, y Lambayeque no es la excepción, tiene desierto y valles sofocantes, donde se encuentran trascendentales restos arqueológicos, como pirámides y centros administrativos.

Tiene sitios arqueológicos importantes para examinar, como Túcume, Sicán y Chotuna, así como museos de avanzados con colecciones de valor incalculable. Lambayeque también tiene playas, como el manantial de Pimentel.

Sitios recomendados para visitar en Lambayeque

• Personas interesadas en la arqueología, encontrarán excelentes ejemplos de esto en Túcume, Batán Grande y Sipán. El área también cuenta con 3 de los museos más importantes y modernos de Perú: el Museo Tumbas Reales de Sipán, el Museo Nacional Sicán y el Museo Brünning.

Coleccionistas de artesanía, quienes encontrarán que los tejedores de paja en las ciudades de Monsefú y Etén han alcanzado un notable refinamiento, justificando su fama.

Devotos del misticismo, encontrarán lo que están buscando en las sesiones que realizan los chamanes en Salas y Túcume.

Observadores de aves y amantes de la naturaleza, pueden ingresar a los bosques de Chaparrí o Laquipampa, este último fue declarado refugio de vida silvestre en 2006.

¿Qué comprar en Lambayeque?

Variadas y abundantes son las artesanías encontradas en el departamento de Lambayeque. Allí, los artesanos trabajan en hojas de palma, paja y una amplia gama de otras fibras naturales.

También hay textiles delicadamente elaborados, ya sea bordados, tejidos de paja o tejidos (algodón o hilo y algunos trabajos incluso se realizan en hilos de oro y plata). La Feria de Artesanía Tradicional en Monsefú es bien conocida en toda la región.

¿Qué comer en Lambayeque?

Chiclayo y todo el departamento de Lambayeque son famosos por su exquisita cocina, y los chefs son guardianes de recetas familiares secretas que impresionarán al paladar más exigente.

Los platos tradicionales son arroz con pato, un plato a base de cilantro, chivo, ceviche, causa (tipo de pastel de papa), espesado (una sopa abundante). Cada plato combina perfectamente con un vaso de chicha de jora, un tipo de Cerveza de maíz, cuyos orígenes se remontan a tiempos prehispánicos.

Y si lo que más anhelas son postres, entonces no debes dejar de probar un King Kong, algunos alfajores (galletas de mantequilla rellenas con mermelada de leche) y un machacado de membrillo.

Uno de los platos más representativos de la comida lambayecana es sin duda el chinguirito, el sabor y la excelencia de este plato del norte, lo convierten en una de las mejores letras de esa cocina tan deliciosa.

Lambayeque cuenta con mucha variedad de sitios para visitar, así que arriésgate y no dejes de conocer ninguno, además que te ofrece platos exquisitos donde quedarás enamorado y desearás volver.