Islas flotantes de Uros: Una visita obligada en el lago Titicaca

El pueblo de los Uros es una antigua tribu indígena peruana que ha vivido en las islas flotantes de los Uros en el lago Titicaca durante siglos. Se vieron obligados a establecerse en el lago navegable más alto del mundo cuando los incas se expandieron a sus tierras y los expulsaron.

Las personas de Uros originalmente tenían su propio idioma, pero lo han abandonado en favor de Aymara en los últimos años. Así que la pregunta sigue siendo: ¿cómo flotan estas islas y cómo vive la gente de los Uros en ellas?

Las islas flotantes de los uros

Las islas flotantes de los Uros y todo en las islas están hechas de una caña llamada la planta totora. Incluso hay una torre de vigilancia hecha de la planta totura en una de las islas. Una vez se usó con fines defensivos, pero ahora es solo un monumento.

La planta también se usa como medicina curativa y para el té.

Esta planta intrigante se encuentra en abundancia a lo largo de las afueras del lago Titicaca. Entonces, ¿hay una falla en estas cañas increíbles? ¡Sí! Estas cañas eventualmente se desintegran hasta el fondo del lago, lo que significa que los residentes tienen que mantener constantemente la isla.

La base de estas islas puede ser de hasta 12 pies de espesor. La totora es mucho más que una planta para el pueblo de los Uros. Toda su cultura está construida alrededor de esta planta y sin ella no podrían sobrevivir.

Aunque es un pueblo muy tradicional, los Uros no están completamente en contra de la modernización. La isla contiene un enorme panel solar proporcionado por el gobierno peruano, suficiente para satisfacer las necesidades eléctricas de aquellas familias que viven a tiempo completo en las islas.

Tour por las Islas flotantes de Uros

La forma de vida única de la gente de los Uros ha hecho que las Islas flotantes de Uros se conviertan en un punto caliente para los turistas que viajan a Perú y Bolivia.
El primer paso para adentrarse a las islas flotantes de los Uros es memorable. La suave superficie esponjosa se siente sorprendentemente segura y es realmente extraordinario pensar que cada metro cuadrado está construido a mano por toda la comunidad.

Visitar las islas flotantes de los Uros en el lago Titicaca es algo que debes experimentar si está viajando por Perú o Bolivia, por su simplicidad y el espíritu de comunidad que te darán una perspectiva diferente de la vida y te mostrarán cómo las cosas materiales no son necesarias para vivir o para ser felices